Sobre nosotros

Incluso aquellos constructos humanos que consideramos más estables y definitivos tienen una historia plagada de errores y vaivenes. Nuestro logo refleja, a través de dos letras griegas, Digamma y Beta, nuestro propósito esencial en el desarrollo de proyectos. Del código fuente al límite del caos es mucho más que un eslogan molón para fardar en las redes sociales, es un deseo de alcanzar la máxima perfección imitando el modo en que la naturaleza evoluciona.

Digamma pertencece al conjunto de caracteres del alfabeto griego que fueron perdidos en favor de otras letras más adecuadas a la pronunciación de sus usuarios, los hablantes griegos. Se tomó prestado del idioma de los fenicios, que habitaban las costas ibéricas y eran el principal agente de innovación en una península rica en materias primas. Su nombre fue también "Waw", que conecta con dos elementos fundamentales para FricolaB en el proceso creativo: la web y la serencipia, el instante del Waaaaaaaaw!

Beta identifica la última fase del desarrollo de un prototipo, justo antes de convertirse en un producto final. FricolaB no produce productos totalmente acabados por dos principales razones: porque nos centramos en la fase de desarrollo antes que la de distribución o o consolidación y porque realmente no creemos en los productos acabados.

Usamos herramientas de código abierto en todos nuestros proyectos porque apostamos por la producción abierta de contenidos. Hablamos de herramientas y no solamente de software porque usamos el concepto de código abierto en relación a otras herramientas y fases del proceso creativo, como el aprendizaje, la exploración del usuario o el diseño.

Aunque FricolaB es un proyecto personal en nuestro ADN está incluida de una manera muy especial la cooperación y nuestros proyectos no sería posibles sin la colaboración de una red de profesionales en distintos ámbitos que nos ayudan a obtener resultados de calidad y convertir cada proceso en una experiencia de aprendizaje colectivo única.